Utilizar el impacto para evaluar la contribución de la universidad a la sociedad: el proyecto IMPALA

IMPALA

Desde 2018, EFMD lidera el proyecto Erasmus+ IMPALA en Colombia, Cuba y Panamá. Su objetivo era introducir en los tres países un marco para evaluar el impacto de las actividades de la tercera misión de las universidades, lo que permitirá a las instituciones responder mejor a las necesidades de su entorno socioeconómico local. Si bien el proyecto finaliza oficialmente sus actividades, los socios siguen comprometidos a compartir su experiencia y sus conocimientos para apoyar el desarrollo de la tercera misión.

Hechos clave:

  • EFMD ha reunido a un consorcio de 19 universidades y escuelas de negocios de América Latina y Europa para ofrecer una solución innovadora para la evaluación de una Institución de Educación Superior (IES);
  • Los socios han definido el concepto de la tercera misión de las universidades y han diseñado un marco utilizando la teoría del cambio y el “impacto” para evaluarlo;
  • El Marco de Evaluación de Impacto y las pautas de apoyo están disponibles en español para cualquier persona interesada en replicar la iniciativa en su universidad.

Las universidades pueden parecer impresionantes para una persona ajena y no familiarizada con ellas: es una entidad estatal o privada, con mucha gente involucrada (profesores, administradores y estudiantes), aparentemente reservada para una parte élite de la población y, a veces, desconectada de las realidades de su entorno. A menudo mencionamos las estrategias existentes para atraer a nuevos estudiantes: centrarse en la calidad de los cursos, insistir en la tasa de empleo o promover los valores sociales que se defienden en el campus. Pero, ¿cómo atraer a otras categorías de personas? Artistas, empresarios, ONG, sociedad civil, servidores públicos y gestores de museos también pueden beneficiarse del personal capacitado de la universidad y de los seminarios de formación y cursos de formación permanente, de las soluciones prácticas e inmediatas que ofrecen los centros de recursos o de los centros de investigación, los laboratorios y su equipamiento técnico. En una organización universitaria tradicional, estos son menos visibles que los estudiantes y profesores, pero representan una parte importante de la población a considerar para romper esta imagen de “inalcanzable”.

La tercera misión

Aparte de la investigación y la docencia, las IES tienen una tercera misión: deben atraer a los actores de su entorno socioeconómico local y ofrecerles actividades económicas, sociales, culturales y políticas que exploten las capacidades únicas disponibles para cada institución (su configuración académica, ubicación, historia, estructura organizativa, etc.) de manera que beneficie tanto a la sociedad como a ella misma. Esto no es específico de una región, ni es nuevo. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) se refieren a la Educación Superior por su objetivo de educación de calidad (#4). Los organismos nacionales de control de la calidad y los organismos de acreditación también están reconsiderando las herramientas para evaluar la calidad de una universidad: no solo evaluarán las modalidades de docencia e investigación, sino también todas las actividades sociales que realiza la institución para su entorno.

Cada una de estas actividades de la tercera misión es diferente en términos de duración, alcance, esquemas de financiación o actores involucrados. Sus beneficiarios directos e indirectos pueden ser diversos, al igual que sus resultados. Evaluar su calidad puede ser un desafío, ya que los sistemas tradicionales de control de calidad se limitan a una evaluación del resultado inmediato y tangible. Estos podrían aplicarse en parte a los programas de aprendizaje permanente, pero no encaja con las actividades de voluntariado o de apoyo social, como los dispensarios universitarios, la construcción de la democracia y las actividades de promoción de la igualdad de género. Y como tal, ¿cómo medir los cambios a largo plazo inducidos por estas actividades específicas y sus consecuencias en el entorno socioeconómico local? ¿Cómo lograr que las universidades respondan eficientemente a sus necesidades? Durante sus cuatro años de ejecución, el proyecto Erasmus+ IMPALA, liderado por EFMD, ha pretendido dar respuesta a estas preguntas con una herramienta innovadora: el Marco de Evaluación de Impacto.

El resultado de IMPALA: el Marco de Evaluación de Impacto

Esta metodología es el resultado de la cooperación de 19 universidades, escuelas de negocios y asociaciones de IES de Europa, Colombia, Cuba y Panamá, entre ellas ESADE, ASCOLFA y la Universidad de La Sabana. Este es el cuarto proyecto que EFMD lidera en la región, tras las iniciativas anteriores sobre innovación y emprendimiento en Cuba (FORGEC / Intercambio de Expertos Cuba – Unión Europea 2) y sobre internacionalización en Panamá y Cuba (FORINT).

Después de la definición de la tercera misión y la categorización de sus actividades en seis grupos, los socios han utilizado la teoría del cambio para definir el “impacto” (las consecuencias a largo plazo que podrían (o no) provenir de la universidad) y diseñado indicadores para su evaluación. A pesar de la pandemia de COVID-19 y las condiciones laborales por las que pasaron todos los académicos, los socios han evaluado con éxito el impacto de 22 actividades de la tercera misión y la contribución a largo plazo de su institución en el desarrollo socioeconómico local. Todos los resultados mostraron la importancia de las actividades de la universidad y sus consecuencias positivas para la sociedad, en términos de justicia, equidad y construcción de paz y en términos de desarrollo económico sostenible. También abogaron por una revisión de la estrategia de la institución para desarrollar aún más la relación con todas las partes interesadas de la universidad, establecer estructuras a largo plazo para evaluar regularmente las actividades y, eventualmente, tomar medidas correctivas para responder mejor a sus necesidades. Como mencionamos anteriormente en 2020, en tiempos de postpandemia, con asignaciones reducidas de las autoridades públicas y mayor competencia de otras IES, y con la próxima publicación de directivas nacionales relacionadas con los ODS, los resultados de IMPALA serán utilizados por las universidades para demostrar la calidad de su institución y abanderar sus componentes sociales.

La experiencia de los socios de IMPALA se presentó regularmente en todas las conferencias de EFMD, y también en ASCUN – La Asociación Colombiana de Universidades, al Ministerio de Educación en Panamá y al Ministerio de Educación Superior en Cuba. También se resume en dos publicaciones principales, de libre acceso en el sitio web del proyecto IMPALA:

  1. Buenas prácticas en la planificación institucional de la Tercera Misión, experiencias del proyecto IMPALA brinda recomendaciones para los altos directivos que deseen desarrollar esta unidad en su institución;
  2. Evaluación de impacto de la Tercera Misión Universitaria – Casos prácticos y lecciones aprendidas con las conclusiones de la evaluación de impacto de los 22 proyectos.

Si bien el proyecto IMPALA está llegando a su fin, EFMD continúa apoyando la evaluación de la calidad de la tercera misión a través del proyecto Erasmus+ SQUARE: Fortalecimiento de la calidad y relevancia de la tercera misión en las universidades georgianas, dirigido por la Universidad Estatal de Tbilisi. Los resultados se presentarán regularmente a los miembros de EFMD en las plataformas de redes sociales y durante los eventos de EFMD.

EFMD ha participado en más de 40 proyectos financiados internacionalmente en los campos de desarrollo de capacidades, garantía de calidad, internacionalización, evaluación de impacto, tercera misión de las universidades y contribución a la sociedad, igualdad de género, TIC para la educación superior y emprendimiento. El departamento de Proyectos Internacionales de EFMD invita regularmente a escuelas de negocios y universidades a sumarse a nuevas propuestas de proyectos y desarrollar nuevas iniciativas. Puede encontrar más información sobre los proyectos y las oportunidades actuales en el sitio web de EFMD.

Leave a Comment